GRANOS ANDINOS: UNA OPCIÓN PARA DIETAS SIN GLUTEN

By 15 julio, 2019Sin categoría

¿Nos atrevemos a introducir nuevos alimentos en las dietas para celíacos? Descubre lo que los Andes nos ofrecen.

 

En Q’omer® tenemos la suerte de conocer bien estos cultivos, cereales andino, que ahora presentan una amplia gama de posibilidades para ser introducidos en nuestra dieta como un cereal más, y en dietas especiales como la celíaca.

Estamos hablando, por supuesto, de la Quinoa y el Amaranto; dos pseudocereales que crecen en Latinoamérica. La Quinoa crece en el corazón de las montañas Andinas desde hace miles de años en el territorio que en la actualidad se conoce como Perú y Bolivia. También se cultiva actualmente en Ecuador, Colombia, Argentina y Chile. El Amaranto por su parte, se beneficia de este ecosistema peculiar y crece también en Perú y Bolivia, Colombia, Ecuador y Argentina.

 

La introducción de estos cereales en una dieta sin gluten para personas que padecen una enfermedad celíaca es una de sus aplicaciones más interesantes, que les aporta un poco de diversidad en su dieta, en ocasiones muy limitada, y les permite beneficiarse de sus propiedades nutricionales.

La enfermedad celíaca es un síndrome relacionado con una intolerancia alimentaria al gluten, formado por ciertas proteínas vegetales que se encuentran en el trigo, cebada, centeno y otros cereales. La ingesta de estas proteínas provoca una inflamación en el intestino de personas celíacas, pero también pueden causar daños en las articulaciones, piel, hígado y otros órganos.

Granos andinos

Estos pseudocereales andinos, al no estar botánicamente relacionados con las especies vegetales que producen esas proteínas puede servir como sustitutos del trigo o el centeno en la dieta y proporcionar harinas para cocinar y hornear ideales para celíacos y para personas sensibles al gluten.

 

Propiedades nutricionales

Recientemente han sido considerados para la preparación de productos alimenticios libres de gluten por la ausencia de estas proteínas en las semillas y además tienen un alto valor nutricional, gracias a su rica composición en Aminoácidos esenciales.

Varios estudios han afirmado que el Amaranto y la Quinoa tienen proteína de alta calidad en términos de digestibilidad, ratio de eficiencia y equilibrio nutricional, casi equivalente a la de la proteína más abundante de la leche: la caseína. Además, estos pseudocereales también son ricos en ácidos grasos poliinsaturados compuestos bioactivos tales como γ- y β-tocoferol, polifenoles y flavonoides.

El Amaranto, además es una buena fuente de riboflavina, vitamina E, Calcio y Hierro.

 

Aplicaciones

Además de incluirlos en nuestra dieta diaria por la calidad de sus proteínas de origen vegetal, o su facilitar para combinarse con otros cereales más populares en Europa, es muy interesante ofrecer a los consumidores intolerantes estos cereales junto a una dieta libre de otros productos sin gluten. Tanto los granos naturales como las harinas a base de estos, son ideales en preparaciones panarias, snacks, preparados de cereales, platos preparados, etc…

 

Le interesa saber que…

La Quinoa se ha estado consumiendo en Sudamérica por miles de años y fue básico en la alimentación de los Incas.

En Q’omer® estamos muy familiarizados con estos granos que ahora se presentan muy novedosos en los mercados europeos. Rodeados de la belleza de las montañas andinas crecen estos cultivos de los cuales te ofrecemos los mejores granos traídos directamente desde Perú y Bolivia.

En un mercado en el que cada vez prima más el valor de lo natural, del cuidado, de la salud y el bienestar, Q’omer® sigue trabajando e investigando en nuevos productos que puedan ser puramente naturales para ofrecerlos a los consumidores y consumidoras.

 

Qomer

Author Qomer

More posts by Qomer

Leave a Reply