AGRICULTURA DE CONSERVACIÓN

By 5 julio, 2019Sin categoría

¿Crees que es posible descubrir otra manera de concebir la agricultura? Respetando los recursos naturales nos estamos asegurando los alimentos del mañana y se consigue mejorar la forma de vida de los agricultores.

 

La producción agrícola nos ha acompañado desde hace siglos conformando un sistema de subsistencia para nuestros núcleos de población y ha tenido un papel muy importante en el desarrollo de nuestras sociedades. En Q’omer® creemos que la sociedad actual le debe seguir dando el reconocimiento que merece la agricultura como un arte y como el sistema que nos alimenta, y que, además tiene un papel relevante contra la lucha de la degradación ambiental.

En Q’omer® queremos hablar de la llamada Agricultura de Conservación, cuyo objetivo es lograr una agricultura sostenible y rentable. Además, este tipo de agricultura pretende mejorar la calidad de vida y los recursos de los agricultores que trabajan las tierras.

 

¿Qué es la Agricultura de Conservación?

Esta nueva filosofía agrícola, según apunta la FAO (Organización de la Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación) se sustenta sobre tres principios que tienen mucho que ver, el primero es fomentar una perturbación mínima del suelo de forma continua, mantener una cobertura permanente de la superficie del suelo con materiales orgánicos y la diversificación de las especies cultivadas.

Qomer agricultura de conservacion

Es interesante saber por qué estos principios son importantes tanto como para la calidad del suelo y ecosistema en general, como para los agricultores que lo cultivan. Si nos referimos a la labranza del suelo, encontramos muchos inconvenientes en la manera en que se viene haciendo; como incremento de la erosión y pérdida de fertilidad del suelo, pérdida de humedad y la destrucción de la estructura del suelo. Por ello, es importante elegir las prácticas de preparación de suelo adecuadas que mejoren la productividad a la vez que respetan los recursos naturales del campo de cultivo. Por ejemplo, muchas operaciones de labranza incluyen una etapa previa de “limpieza” en las que se quema la maleza, afectando profundamente a la fertilidad de los campos.

En cuanto a la cobertura permanente del suelo de cultivo hablamos de cultivos que se plantan para proteger el suelo mientras no está cultivado con la especie vegetal habitual para la explotación. El objetivo es proteger el suelo, que contribuye a la mejora de las propiedades de este y además tiene la capacidad de promover la biodiversidad del ecosistema en el que está incluida la explotación agrícola. Los cultivos de cobertura, además movilizan y reciclan los nutrientes y mejoran la estructura del suelo rompiendo las capas compactadas y duras.

La Agricultura de Conservación se ha definido como un nuevo “modo de pensar la agricultura”; respecto a las implicaciones económicas de este sistema agrícola se han de reconocer ciertas limitaciones a corto plazo. Así las ventajas técnicas y económicas de este nuevo modo de entender la agricultura son realmente apreciables en un mediano-largo plazo; porque las diferencias de productividad entre los sistemas agrícolas tradicionales y los conservacionales son visibles cuando los procedimientos de la Agricultura de Conservación están bien arraigados en el sistema productivo de la finca.

Le interesa saber que…

 

La Agricultura de Conservación aporta otros beneficios medioambientales a la comunidad agrícola como el mejoramiento de la calidad del agua y del aire, incremento de la biodiversidad del ecosistema y tiene un papel importante en los procesos de secuestración de carbono.

Desde Q’omer® apoyamos una concepción de la agricultura que tenga en cuenta su impacto en el entorno y que apuesta por técnicas tradicionales que a la vez mejoren las condiciones de vida de las comunidades agrícolas y la competitividad de sus materias primas.

 

 

Qomer

Author Qomer

More posts by Qomer

Leave a Reply